Blog

29. PROFUNDIZANDO EN LA FORMACIÓN: Aprendiendo a tomar decisiones

Después de satisfacer nuestras necesidades más básicas, gestionar nuestras emociones y darnos tiempo para reflexionar, tenemos la oportunidad de desarrollar nuestra capacidad de aprendizaje a través de la formación.

En el siglo IV a.C., Aristóteles, influenciado por las enseñanzas de Platón, llegó a la conclusión de que el ser humano comparte una esencia común: anhelamos ser felices. En este sentido, propone que materialicemos de forma activa y comprometida nuestras capacidades innatas. Para lograrlo, analiza las virtudes que se corresponden con la parte racional del hombre enfatizando que deben ser instruidas a través de un aprendizaje experiencial.

De esta manera Aristóteles, nos abre al concepto de unidad. Desde esta perspectiva, para alcanzar la felicidad, debemos involucrar todo nuestro ser a una causa. Esta causa, por el simple hecho de realizar acciones que permitan su materialización, es la llave que nos abre la puerta de la felicidad.

¿La consecuencia?

La felicidad no está en el resultado sino en el proceso. Por ello, al implicar, a través de la experiencia, nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestro intelecto, podremos acceder a un aprendizaje universal.

No obstante, es necesario también tener en cuenta el contexto en el que se desarrolla el aprendizaje. El ser humano como ser social que es, desarrolla esta capacidad en el seno de una comunidad. Así, esta experiencia individual deja de ser útil si no logramos adaptarla para convivir en sociedad. Para ello, debemos partir de la esencia del conocimiento. Y, desde ahí,  comprender que cada ser humano, en su intención particular de ser feliz, ha elegido aquel camino que le va a permitir experimentar dicha finalidad. Respetar, desde el entendimiento, esta decisión, es el paso previo para la aceptación de la diversidad al poder vislumbrar que la suma de las diferentes experiencias de felicidad individual va a ser el motor que propicie una felicidad común.

Así, podemos concluir que la formación es la categoría donde entrenar la toma de decisiones. Al hacerlo, cuando estemos preparados, podremos tomar la decisión de qué camino escoger para entregarnos a nuestra causa. Y en este devenir, la vida, a través de las circunstancias, será la encargada de testear nuestro aprendizaje y darnos la oportunidad de susurrarnos aquello que necesitamos incorporar para ser plenamente felices.

¿Quieres comenzar a ser tú mismo a través de la Consciencia Financiera? Descarga gratuitamente nuestro Ebook
6 julio, 2018 CIBERESPACIO

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.